Skip to content

Templos del s.XXI – Concurso internacional de fotografía

julio 4, 2010

Fecha límite de entrega: 1 de agosto de 2010

Introducción

Desde que el hombre dejó de ser nómada para pasar a ser sedentario en el neolítico sintió la necesidad de dirigirse a alguna fuerza superior que se encargase de asegurar las mejores condiciones para su supervivencia en comunidad.

Para establecer este contacto los seres humanos siempre han creído en la existencia de algunos puntos más propicios, los lugares sagrados o templos. A veces estos pueden ser hitos naturales, otras gigantescas y complejísimas obras de ingeniería, en ocasiones construcciones de lo más humildes e incluso hay quienes lo asocian más a un estado mental que a un lugar físico sobre la tierra.

Estos lugares donde los humanos y las divinidades están un poco más cerca si cabe los unos de los otros pueden ser “descubiertos” o “creados” de distintas formas; en el caso de los lugares sagrados pueden tratarse del lugar donde ocurrió algún hecho que marcó el porvenir de la comunidad calificado como milagro. Para los templos construidos artificialmente puede ser la forma de la misma edificación la que favorezca el contacto, para otros es el lugar donde se coloca, algún objeto icónico que se considere sagrado o una reliquia y para los que lo consideran un estado mental es simplemente aquel lugar donde existan la paz y armonía suficientes para permitirles abstraerse de la realidad terrenal y pasar a un nivel superior.

Los templos son elementos comunes a todas las sociedades desde que estas existen. Sin embargo sus formas, significados y funcionamiento han ido cambiando a lo largo de la historia  en función del origen y las creencias de quienes los constituyen así como de sus necesidades, dando lugar a imágenes, formas, colores, lemas, etc. únicos y singulares que nos sirven en muchas ocasiones para identificar o definir un lugar o una cultura.

Propuesta

Mirando al pasado resulta sencillo identificar estos lugares o templos en las diferentes culturas clásicas, algunas ya desaparecidas como los Inkas, otras que aún perduran como la japonesa.

Sin embargo resulta mucho más difícil identificar los actuales, aquellos por los que identificarán a las culturas contemporáneas dentro de unos cuantos siglos, sobretodo en una época de transición como la que vivimos, donde los valores hasta ahora respetados y considerados verdaderos empiezan a cuestionarse y nuevas tendencias comienzan a ver la luz.

Es por eso que desde Imatoria queremos proponer este concurso en el que se pide que los participantes intenten capturar esa imagen de aquel lugar o de aquella actitud que consideren es el “templo” del siglo XXI, sin importar sus orígenes o creencias.

Los participantes tienen total libertad para decidir si este “templo” del siglo XXI será alguno de los templos de los siglos pasados, si se trata de algún lugar ya existente pero aún no considerado como tal, si aún está por construirse o si se trata simplemente de conseguir evocar una sensación o provocar cierto estado de ánimo en el observador sin que para ello se deba recurrir a una estructura física concreta.

Descarga las bases (PDF)

Anuncios

From → Noticias

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: